LISTA DE PROCEDIMIENTOS

PREGUNTAS FRECUENTES

doctor-carlos-lopez-nariz

RINOPLASTIA

La rinoplastia (cirugía de la nariz) es un procedimiento mediante el cual el doctor López modifica la arquitectura interna de la nariz para mejorar su apariencia estética, y para corregir las alteraciones funcionales que causan obstrucción de las fosas nasales, tales como las desviaciones del tabique nasal, el crecimiento de los cornetes y las alteraciones en la válvula nasal, en los casos que así lo requieran.

¿NECESITO UNA RINOPLASTIA?

En la rinoplastia es muy importante considerar las proporciones estéticas de la cara, con el fin de obtener una nariz armónica con los rasgos individuales de cada paciente. El doctor López puede recomendar la realización de procedimientos adicionales en el mentón, los pómulos, o en los maxilares los cuales pueden ser en algunos casos realizados simultáneamente con la rinoplastia.

Las alteraciones que con más frecuencia observamos en nuestros pacientes que requieren rinoplastia son la presencia de irregularidades en el dorso de la nariz, tales como jorobas, hundimientos y desviaciones, y el descenso, ensanchamiento y asimetrías de la punta nasal, las cuales pueden ser producto de traumatismos, cirugías previas, o factores hereditarios.

La rinoplastia mejora su apariencia personal brindándole un perfil en armonía con el resto de su cara; pero es importante tener en cuenta que la cirugía no necesariamente va a cambiar radicalmente su vida. Antes de decidir sobre su cirugía, identifique claramente sus expectativas reales frente al procedimiento y consúltelas con su médico.

Los mejores candidatos para la cirugía de nariz son personas con buen estado de salud y con expectativas reales frente a la operación. Usualmente se practica en mayores de 16 años, pero en algunos casos puede ser necesario practicarla antes, particularmente en niños con malformaciones congénitas o traumatismos graves.

CONSULTA CON EL CIRUJANO PLÁSTICO

Durante la consulta, el doctor López evaluará su estado general de salud. Es importante informar si usted sufre de alergias, si fuma y si está tomando o aplicando en su nariz algún medicamento. Debe evitar tomar medicamentos que contengan aspirina, por lo menos una semana antes del procedimiento. Algunas enfermedades merecen una atención especial, antes de someterse a la rinoplastia: las enfermedades alérgicas tales como la rinitis y dermatitis atópica, el consumo de sustancias psicoactivas, algunas enfermedades crónicas como la granulomatosis de Wegener y la sarcoidosis, la tensión arterial alta, los problemas cardíacos y la diabetes. Si usted ha tenido cirugías previas, traumatismos faciales, enfermedades en su nariz o cualquier otra enfermedad, debe informar al doctor López para que el realice una valoración más detallada de su caso y se escoja la técnica quirúrgica más adecuada.

El doctor López realizará una valoración de sus proporciones faciales, y un examen de la nariz para valorar el estado del tabique nasal, los cornetes y las válvulas nasales. Posteriormente le aconsejará si es necesario realizar simultáneamente cirugías funcionales para mejorar el flujo de aire a través de la nariz; también le explicará la técnica quirúrgica más indicada en su caso y si es recomendable realizar algún procedimiento adicional.

La rinoplastia es un procedimiento ambulatorio, y usualmente se realiza con anestesia general. Sin embargo, en algunos pacientes es posible realizar este procedimiento bajo anestesia local. Consulte con el doctor López el tipo de anestesia a emplear en su caso.

¿LA CIRUGÍA TIENE RIESGOS?

Cualquier procedimiento quirúrgico los tiene; sin embargo, si su cirugía es realizada por un cirujano plástico calificado, en un lugar donde se cuente con todos los elementos necesarios, y con una adecuada valoración preoperatoria, los riesgos son menores y las complicaciones son infrecuentes.
Usted puede reducir los riesgos, siguiendo detalladamente las recomendaciones del doctor López antes y después del procedimiento.

PREPARACIÓN PARA LA CIRUGÍA

El doctor López le dará instrucciones sobre la forma en que debe presentarse a la cirugía y el tiempo de ayuno necesario. Debe tomarse los exámenes de laboratorio que su médico solicite y asistir a la valoración por el anestesiólogo. No debe tomar medicamentos que contengan aspirina, por lo menos una semana antes de la cirugía. Igualmente es recomendable dejar de fumar 2 semanas antes, para mejorar las condiciones de cicatrización. Es importante contar con una persona adulta que lo acompañe a la cirugía y lo lleve a su casa después de la operación.

En la rinoplastia el doctor López realiza unas incisiones por dentro de las fosas nasales y en algunos casos algunas incisiones externas, las cuales son usualmente poco notorias. A través de esas incisiones se realizan las modificaciones necesarias en los cartílagos y huesos de la nariz para lograr los cambios planeados en la arquitectura nasal. Puede ser necesario el empleo de injertos de cartílago para proyectar o estilizar la punta de la nariz, o para corregir irregularidades en el dorso nasal. Las incisiones se cierran con una sutura muy fina y finalmente se inmoviliza la nariz con una férula de yeso y cintas adhesivas.

CUIDADOS POSOPERATORIOS

La recuperación de la rinoplastia es rápida. Usualmente los pacientes reinician sus labores en la primera semana. En los primeros 15 días debe evitarse la actividad física intensa. Debe mantener la cabecera de la cama ligeramente levantada y es recomendable la aplicación de compresas con hielo o gasas heladas en las mejillas los 2 primeros días. Es normal que aparezcan morados en los párpados (equimosis), los cuales se van resolviendo lentamente en los primeros 8 a 10 días, y pueden camuflarse con el maquillaje. En la mayoría de los pacientes, estos morados se resuelven hacia los 15 días.

En el control posoperatorio, el doctor López retirará la curación de la nariz y le dará instrucciones específicas para el manejo de la inflamación y la cicatrización. El vendaje se retira entre el octavo y décimo día posoperatorio. Posteriormente recibirá instrucciones para aplicar cintas adhesivas en la nariz por dos a tres semanas, para moldear el proceso de cicatrización. En los primeros meses, la piel de la nariz estará más sensible al sol, viento y otros irritantes, por lo que es recomendable el uso de bloqueadores solares para protegerse de la exposición al sol. La cicatrización es un proceso gradual, y en los primeros meses es normal que las cicatrices tomen un color rosado, y con el tiempo se van atenuando hasta hacerse prácticamente imperceptibles.

doctor-carlos-lopez-ubicacion